martes, 4 de diciembre de 2012

Redes sociales y Búsqueda de empleo: Desafíos y Oportunidades

 
Dada la gran cantidad de información disponible y las facilidades para comunicarla a través de la red de redes, en un mismo factor se presentan tanto una oportunidad como una amenaza para quien intenta reinsertarse laboralmente. La misma diversidad y disponibilidad de ofertas de empleo a través de internet, y las distintas redes, portales y sitios que permiten estar en conocimiento y al alcance de miles de posibilidades de inserción laboral para un individuo específico, tienen el mismo efecto sobre todos los demás buscadores de empleo, generando así una competencia muchas veces más aguerrida que mediante el uso de los procesos tradicionales en instancias no globalizadas.
 
Lo cierto es que, junto a estas nuevas y variadas oportunidades de encontrarse con ofertas laborales atractivas, existe una nueva propuesta de herramientas digitales para apoyar el proceso de búsqueda de empleo. En relación a esto debo destacar que las posibilidades de conseguir trabajo a través de internet no se limitan a la utilización de portales de empleo y/o bolsas de trabajo online, sino que también existen determinadas redes sociales que pueden ayudarnos a potenciar el resultado esperado.
Y si bien existen tanto redes sociales específicas, y orientadas a los perfiles laborales, como generales y sin enfoque determinado, ambos formatos presentan beneficios claros para el buscador digital de empleo.
 
En el caso de las redes específicas y verticales como Linkedin, orientada fuertemente a la relación entre actores del mercado laboral y de recursos humanos, se presentan características que permiten al usuario:
  • cargar un perfil laboral online
  • solicitar recomendaciones por trabajos anteriores
  • participar de grupos profesionales específicos
  • y seguir a las empresas que más le interesan, entre otros de sus atractivos.
En cuanto a las redes generales y horizontales, como Facebook, las mismas ofrecen:
  • ventajas en torno a una interacción más rica con otros usuarios
  • la posibilidad de seguir a las marcas que más nos interesen
  • participar de grupos locales de oportunidades de empleo
  • y detallar brevemente tu carrera laboral en la biografía.

En relación al tema, especial consideración merece el reciente lanzamiento de la aplicación “social jobs” de Facebook, que se postula como una nueva herramienta de potenciación de la búsqueda de empleo, compitiendo en algunas características directamente con Linkedin. Aunque por el momento la mayoría de la ofertas refiere a Estados Unidos, es probable que se expanda a otros países a medida que transcurre el tiempo.
 
Aun así, y a pesar de las nuevas tendencias digitales y las novedosas herramientas que podemos utilizar en la búsqueda de empleo, no debemos dejar de considerar el valor que poseen los métodos y técnicas tradicionales, principalmente si analizamos el mercado de trabajo regional, donde algunas empresas aún acostumbran a publicar sólo en los diarios y periódicos locales y pocas veces en portales digitales de empleo, donde el uso de las redes sociales con fines de reclutamiento de personal recién comienza a dar sus primeros pasos. Es en estas ocasiones donde el CV impreso, la carta de presentación y la red de contactos personales se convierten en los elementos clave de nuestra estrategia, utilizando como complemento las herramientas digitales.
 
A modo de cierre, debo destacar la importancia que merece guardar cierto equilibrio en las prácticas que llevamos adelante con los fines de conseguir un empleo, utilizando tanto medios digitales como impresos, actuales y tradicionales. Pero lo más importante de nuestra estrategia de búsqueda de empleo, no radica en los medios, sino en la claridad de los objetivos planteados y la organización y prolijidad con la que ejecutemos todo el proceso.
 
Autor: Lic. Alvaro Irigoitia Romero
 
Publicado originalmente en: locosdelsocial.com.ar